Cunas para bebés

Descubre la cuna perfecta para asegurar el descanso y seguridad de tu bebé. Nuestra selección abarca estilos y diseños innovadores, ideales para cada familia. Optar por la cuna adecuada es crucial, no solo para el sueño del bebé, sino también para su desarrollo y bienestar. Explora opciones que combinan comodidad, estilo y funcionalidad, adaptándose a las necesidades de tu pequeño.

Mostrando 1–20 de 88 resultados

Minicuna Colecho You and Me Plus – Micuna

Blanco
Gris claro
Marrón
266,00

Pero, claro está, hay una gran cantidad de modelos de cuna y distintos factores que valorar. Como es posible que estés un poco perdido/a, te vamos a ayudar contándote lo que necesitas para comprar cunas que encajen perfectamente con aquello que necesitas.

¿Qué tipos de cuna hay?

Al conocer los tipos de cuna para bebé, lo que podrás hacer será recortar en gran medida las opciones en las que podrás depositar tu atención. ¡Así todo el proceso será más sencillo! Echa un vistazo a las formas en las que se dividen:

Cuna tradicional

Es la cuna clásica, la que tiene barrotes y cuyo espacio suele ser conveniente hasta que el niño ha cumplido 2-3 años. Son funcionales, prácticas y tienen un buen precio. Como verás en nuestro catálogo, hay una gran cantidad de cunas tradicionales que son perfectas para cualquier tipo de habitación.

Se caracterizan por su alta durabilidad y por la flexibilidad que aportan. Aunque esto depende del modelo, hay cunas clásicas que dan la opción de quitar los barrotes y así incrementar la capacidad de movimiento del niño a medida que va creciendo.

También disponen de regulador de altura, lo que te permitirá ajustar la posición del colchón y así darle a tu hijo lo que necesita en cada momento para que pueda descansar y estar protegido.

Cunas colecho

Las cunas colecho son la mejor opción para que duermas con tu bebé a tu lado sin que lo pongas dentro de tu cama. Este tipo de cunas se han diseñado con uno de sus lados abiertos para que se pueda ajustar al borde de tu cama y que así generes un punto de conexión entre ambas superficies.

Están diseñadas de forma segura y disponen de sistemas que permiten ajustar las dos camas con facilidad. También suelen incluir ruedas y son suficientemente espaciosas como para que el bebé siga durmiendo en su cama sin que haya posibilidad de que pase a tu lado.

Cunas convertibles

A corto plazo suponen una inversión normalmente superior, pero si miras a largo plazo, entenderás el motivo por el cual tienen tanta popularidad. Las cunas convertibles permiten que el niño siga utilizando la cuna a medida que pasan los años.

Su estructura tiene barrotes que se pueden ajustar a la extensión que necesites en cada momento. De esa forma, la cuna irá creciendo en proporción al crecimiento de tu propio hijo. Eso genera un gran volumen de ahorro y, además, es un sistema de uso muy sencillo.

Minicunas

Las minicunas son la opción perfecta para aquellos primeros meses de vida de tu bebé en los que deseas tenerlo más cerca de ti. Diseñadas para ofrecer un espacio íntimo, seguro y cómodo, las minicunas son lo suficientemente compactas como para caber en habitaciones más pequeñas o ser fácilmente trasladadas de un lugar a otro en tu hogar.

Su estructura liviana y a menudo portátil permite que puedas mantener la cercanía con tu pequeño en todo momento, facilitando las tomas nocturnas y el monitoreo continuo. Están confeccionadas con materiales de alta calidad que priorizan la seguridad y el bienestar de tu hijo, y a menudo incorporan características como colchones transpirables, tejidos hipoalergénicos y barreras laterales para un sueño seguro y tranquilo.

Cunas de viaje

Las cunas de viaje son la solución ideal para las familias en movimiento. Diseñadas con la versatilidad y la portabilidad en mente, estas cunas se pueden plegar fácilmente en un formato compacto, lo que permite un transporte y almacenamiento sencillos. Ya sea que te encuentres de visita en casa de los abuelos o en un viaje de fin de semana, nuestras cunas de viaje ofrecen un espacio seguro y cómodo para que tu bebé descanse y juegue.

Equipadas con características como mallas transpirables para una ventilación óptima, colchones de apoyo y mecanismos de bloqueo de seguridad, estas cunas garantizan que tu pequeño esté tan seguro en movimiento como en casa. Además, muchos de nuestros modelos vienen con accesorios adicionales como cambiadores y compartimentos de almacenamiento, para hacer que tus viajes sean aún más cómodos. También contamos con una sección de cunas de viaje baratas por si vas justo de presupuesto.

¿Cómo comprar cunas para bebé?

Si quieres elegir entre las mejores cunas para bebés, te recomendamos que prestes atención a los factores que te vamos a detallar. Así estarás en posición de tomar la mejor decisión y garantizar el descanso de tu hijo noche tras noche.

Medidas de la cuna

Todas las cunas homologadas que cumplen con la normativa española registrada en la UNE-EN 716-2:2018 y la UNE-EN 716-1:2018 tienen una altura en los lados de un mínimo de 60 cm. Eso garantiza que el bebé no sufra ningún tipo de accidente.

También hay que asegurarse de que los barrotes disponen de un espacio de separación que se encuentre entre los 4,5 y los 6,6 cm. Esa distancia será la que evite que el niño se pueda llegar a quedar atrapado entre los barrotes.

Por su parte, el largo de las cunas estándar tiende a ser de 120 cm. Puedes buscar modelos más largos o incluso con formas diferenciadas y así adaptarte a las necesidades de tu hijo. Si el niño ya muestra un gran nivel de crecimiento y altura, quizá quieras una cuna un poco más larga. No obstante, recuerda que lo más importante es que tu hijo tenga capacidad para poder tocar las paredes. Eso le ayudará a sentirse mejor.

El acabado

Estás buscando un modelo de cuna que te guste, pero el diseño no lo es todo. Lo fundamental es que pienses en proteger a tu hijo. Y eso será algo que dependerá de que no se hayan usado materiales tóxicos o que no haya piezas de la cuna que sean sensibles a romperse.

Asimismo, las esquinas tienen que estar redondeadas y que no haya tornillos que no estén encajados de una manera segura. Cuando analices el acabado de una cuna hazlo poniéndote en el papel de tu hijo y reflexionando en todos los elementos peligrosos que se podrían encontrar.

La seguridad de la cuna

La cuna para bebés tiene que ser muy segura. Ante todo, hay que transmitir una seguridad máxima con la que no se puede hacer ninguna concesión. Son muchos aspectos en los que te tienes que fijar, pero uno de los más importantes son los barrotes y barandillas. Deben ser firmes y no tener un sistema de apertura que se pueda abrir por descuido o que el propio niño tenga opción de manipular.

Tampoco te olvides de comprobar el nivel de altura de la cuna y otros posibles factores de seguridad, como si las ruedas tienen un buen sistema de freno. Hay cunas sin ruedas, lo cual tampoco está nada mal si no las necesitas. Pero si compras un modelo con ruedas, verifica que sean seguras.

La comodidad

Por último, piensa en que tu bebé tiene que disfrutar de una buena experiencia mientras está en la cuna. En los primeros meses, la cuna será su principal estancia. Estará tanto tiempo en ella que necesitarás tener seguridad de que podrá disfrutar cómodamente de su espacio. Por ello, el somier debe ser rígido, pero cómodo, y no hundirse con facilidad. Así también estarás protegiendo la salud de la espalda de tu bebé.

El precio

Al momento de elegir la cuna ideal, es muy importante tener en mente un presupuesto, ya que esto afectará directamente a la calidad y prestaciones del modelo. Tomando en cuenta que es un producto de suma importancia para la salud del bebé, lo mejor es no escatimar en gastos. Igualmente, si no tienes mucho para gastar, te recomendamos visitar nuestro departamento de cunas baratas donde encontrarás modelos económicos que podrían resultarte interesantes.

Si buscas por marcas, te recomendamos las siguientes: