Una de las compras más indispensables para una mamá es un sillón de lactancia, ya que este sillón le ayudara a tomar la postura indicada para que tanto ella como el bebé se sientan cómodos. Además, la mayoría de estos sillones cuentan con la opción de mecedora, por lo que también son muy útiles a la hora de tranquilizar al bebé. Es por ello que a continuación te dejamos el paso a paso para elegir correctamente un sillón de lactancia. ¡Comencemos!

1. Paso uno: Elige el tipo de sillón de lactancia 

Es cierto que existen muchos modelos de sillones para lactancia, sin embargo, cada uno cuenta con sus propias características, ventajas y desventajas, siendo más o menos recomendables según las necesidades que tengas. A continuación, te presentamos algunos de los tipos más comunes de sillones de lactancia.

1.1 Sillón de lactancia estático

Los sillones de lactancia estáticos no cuentan con ningún tipo de mecanismo de movimiento, como el balanceo o reclinación. Están diseñados solo para brindar comodidad durante la lactancia, por lo que son sencillos.

Pros: Su precio es más bajo que el de los sillones con mecanismos de movimiento. Además, son bastante fáciles de usar.

Contras: No ofrecen movimiento para calmar al bebé. Tampoco ofrecen tantas opciones de ajustes.

1.2 Sillón de lactancia con mecanismo de balanceo

Los sillones de lactancia con mecanismo de balanceo tienen ajustes que le permiten balancearse hacia adelante y hacia atrás. El balanceo es suave, pero puede ayudar a calmar al bebé.

 Pros: Puede ayudar a calmar al bebé y facilitar la lactancia, también ofrecen comodidad adicional para la madre al permitirle relajarse mientras amamanta.

 Contras: Son más costosos que los sillones estáticos. Requieren mantenimiento para asegurarse de que el mecanismo de balanceo funcione correctamente.

1.3 Sillón de lactancia con mecanismo de reclinación

Los sillones de lactancia con mecanismo de reclinación cuentan con la opción de reclinar el respaldo, como también suelen contar con reposapiés, lo que facilita encontrar una posición cómoda para la lactancia.

 Pros: Ofrecen una variedad de posiciones ajustables para la comodidad de la madre. Algunos modelos incluyen reposapiés ajustables.

 Contras: Tendrás que contar con suficiente espacio para permitir la reclinación completa.

2. Paso dos: Evalúa los factores que deberías tomar en cuenta antes de comprar un sillón de lactancia 

Hay ciertos factores básicos que debemos de tener en cuenta a la hora de elegir un sillón de lactancia, ya que este sillón de lactancia será nuestro aliado a la hora de hacer la experiencia de amamantar mucho más placentera, por lo que es importante seleccionar la opción más conveniente. Es por eso que aquí hay algunas consideraciones clave a tener en cuenta al elegir un sillón de lactancia.

2.1 Comodidad

La comodidad siempre será el factor fundamental. Para cuidar este aspecto, lo ideal es buscar un sillón de lactancia que cuente con un acolchado adecuado en el asiento, el respaldo y los reposabrazos.

2.2 Tamaño y espacio

Toma en cuenta el espacio disponible en la habitación donde planeas colocar el sillón. Debe haber suficiente espacio para que el sillón se ajuste sin problemas y puedas moverte libremente.

2.3 Mecanismo de balanceo o reclinación

Estas características son las más recomendables debido a que el poder mecerse o reclinarse en el sillón es útil para calmar al bebé o encontrar una posición cómoda para la lactancia. Por supuesto, debes asegurarte de que el mecanismo sea suave y fácil de usar.

2.4 Apoyo lumbar

Si no quieres padecer de dolores de espalda o cuello, será importante que te fijes en el apoyo lumbar del sillón. Para esto, busca un sillón que ofrezca un respaldo ergonómico y un soporte adecuado para la zona lumbar.

2.5 Durabilidad

Invierte en un sillón de lactancia de calidad que dure muchos años. Verifica la calidad de sus materiales. Por lo general, esta información se halla en la sección de características del producto. 

2.6 Estilo y diseño

Para que tu compra termine de ser perfecta, puedes elegir un sillón de lactancia que se adapte al estilo de tu habitación. Ya que podemos encontrar sillones de lactancia que vienen en una variedad de diseños y colores, deberías elegir uno que se ajuste a tus gustos personales y a la decoración de tu hogar.

3. Paso tres: Realiza tu compra

Elige un sillón que se adapte a tus necesidades personales y te ayude a tener una experiencia de lactancia cómoda y placentera. Descubre nuestra maravillosa selección de sillones de lactancia que te brindarán la comodidad que necesitas mientras cuidas de tu bebé. Puedes encontrar el sillón perfecto para ti y tu bebé en nuestro catálogo. ¡Haz de la lactancia un momento aún más especial mientras disfrutas de la tranquilidad que te mereces!

autora laura castillo
Acerca del autor

Laura Castillo

Graduada en Pedagogía y Magisterio en Educación Infantil. Amante de la lectura y apasionada de la música y la naturaleza. Me encantan los juegos de mesa, los talleres de manualidades y las danzas infantiles. Adoro escribir cuentos y nanas para mis tres hijos, así como contar mis vivencias y experiencias, además de poder ofrecer consejos como madre emprendedora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *